DONA PINCHANDO LA IMAGEN DE #SomosLaLeche

DONA PINCHANDO LA IMAGEN DE #SomosLaLeche
#Bloguerasxlalactancia

viernes, 16 de diciembre de 2016

PLAN EN FAMILIA POR LA GARROTXA

Que a la familia Rosquillas nos tira la parte de Girona es ya de sobras conocido. Aprovechando los días festivos fuimos a hacer unas actividades en familia a La Garrotxa (Olot) y alrededores. Si os gusta la naturaleza, los mercados navideños y los animales, este plan para hacer con los peques seguro que os puede interesar. ¿Nos acompañáis?


Nuestra propuesta comienza dejándonos envolver por el ambiente navideño de las calles principales del Casco Antiguo en Olot, la capital de comarca y tierra de volcanes por excelencia. En torno a la Plaza Mayor, en un entramado de calles circundantes, podéis ver el Firal (Ferial), que es el mercado de artesanía y de Navidad. Podréis recorrer sus puestecillos de artesanos y comprar o bien embutidos o dulces, fotografiaros junto a un gran Tió o bien, al final del recorrido, dar tres vueltas en poni por 3 euros. Rosquis es un gran enamorado de los caballos y para él fue todo un acontecimiento poder montar en un poni adornado con el típico gorrito de Santa Claus. Lo mejor de todo fue que nos regalaron una vuelta extra para hacer en poni en el Camping Lava, que se encuentra a 3 kilómetros de La Fageda del Jordà, en la localidad de Santa Pau.

Y hablando de La Fageda del Jordà...Hay varias opciones para visitarla, la más excursionista, que consiste en recorrer a pie o en bicicleta los distintos itinerarios y senderos del bosque, ayudados por el mapa que os darán en el punto de información de Can Serra (a la entrada). O bien, la más cómoda, que es tomar uno de los carruajes tirados por caballo percherón y realizar un recorrido de 1 hora de duración.

¿Quién no se siente transportado al Far-West, cuando iban los colonos americanos montados en sus carruajes, por un momento adentrándose en La Garrotxa más profunda, húmeda y natural? A la mitad del paseo, nos bajamos para caminar un rato, contemplar el paisaje y nos recitaron un poema en catalán de Joan Maragall dedicado a La Fageda del Jordà que dice así:



"Saps on és la fageda d'en Jordà?
Si vas pels vols d'Olot, amunt del pla,
trobaràs un indret verd i profond
com mai cap més n'hagis trobat al món:
un verd com d'aigua endins, profond i clar;
el verd de la fageda d'en Jordà.
El caminant, quan entra en aquest lloc,
comença a caminar-hi a poc a poc;
compta els seus passos en la gran quietud:
s'atura, i no sent res, i està perdut.
Li agafa un dolç oblit de tot lo món
en el silenci d'aquell lloc profond,
i no pensa en sortir, o hi pensa en va:
és pres de la fageda d'en Jordà,
presoner del silenci i la verdor.
Oh companyia! Oh deslliurant presó!"


Las sensaciones en La Fageda son casi indescriptibles. Así que por ello os he dejado el poema.

A mediodía fuimos a hacer la vuelta en poni que nos quedaba al Camping Lava. Este lugar está especialmente pensado para las familias con niños, pues en sus instalaciones cuentan con una pequeña granja con animalitos (corderos, cabras, gallinas, conejos, pavos, etc), una zona de parque infantil (con triciclos incluso) y un carrilet que lleva a dar una vuelta por la zona volcánica (Santa Margarida, Croscat..., que nosotros no pudimos hacer por un tema horario y nos quedó muy pendiente). También hay un restaurante, que es tipo cantina, en el que hay varios menús, uno de ellos infantil, la comida es suficiente y está bastante buena. Además, cuentan con tronas y cambiador de bebés en el baño y una zona con juegos y juguetes.

¿Conocéis Olot y La Fageda del Jordà? ¿Qué planes con peques nos recomendáis?


jueves, 24 de noviembre de 2016

PROBLEMAS CON LA ALIMENTACIÓN: LAS TAPAS DE ROSQUIS

Vuelvo a retomar el blog con un post de preocupación y de desahogo, de esos que nos viene tan bien a las madres para poner sobre la mesa cuestiones que quizás les han pasado o les pasan también a otros peques.

Mi Rosquis, ya sabéis que siempre ha sido un peque delgadito, excepto cuando nació que era un bebé gordito y, por ello, se le quedó este apodo de Rosquis (Rosquillas).

Nunca se ha caracterizado por comer muy bien, pero sí comía de todo y variado y, aunque no "limpiaba" los platos (puesto que nunca le hemos obligado a terminárselo todo), sí que era capaz de comerse unas buenas cantidades de verdura, sopa, carne, tortilla, etc (el pescado siempre ha sido nuestro caballo de batalla y se lo tenía que disfrazar para que se lo comiera un poquito).

Con el inicio del curso en la guarde vinieron los temidos virus (resfriados, fiebres y gastroenteritis) y comenzó a comer muy poco lo que, por otra parte es lo habitual cuando se padecen estos procesos catarrales y estomacales. Pero, al cabo de un mes, le noté una pérdida de peso algo alarmante y lo llevé a la pediatra.

Después de pasar el último resfriado y coincidiendo con sus 34 meses, Rosquis empezó además a "tapear", es decir, que no aceptaba las comidas que antes le gustaban, empezó a rechazar los primeros platos (ni sopas ni verduras) y a comer muy caprichoso y desordenado: Unos cuántos garbanzos por aquí, que unos trozos de jamón o unas bolitas de hamburguesa, algunas croquetas o huevo duro por allá....Y a sustituir las frutas por los zumos azucarados, o como mucho, plátanos.

Casa Rosquillas se ha convertido en dos escenarios a la hora de comer:

-En un "ring de lucha" continua: Si queremos que coma variado y como antes, volviendo a aceptar los platos que solíamos comer o cenar.

-En un buffet libre: Al resignarme y no querer amargarme ni convertir cada comida en una batalla campal de gritos y lanzamiento indiscriminado de alimentos al suelo, le ofrezco los platos que sé que más le gustan, eso sí, sacándole primero lo que toca ese día. Y si, después de intentarlo, no quiere comérselo, pasar a aquellos "alimentos estrella" que sé que no fallan y de los que comerá algo, aunque sea en cantidades de "tapas".

Sé que no es la situación ideal, que la casa no ha de convertirse en un restaurante pero sino, la única alternativa que contemplo es comenzarle a dejar a comer en la guardería. Me preocupa tanto que esté bajo de peso como que no tenga una alimentación variada ni equilibrada, así como las batallitas que vivimos cuatro veces al día siete días a la semana.

¿Qué haríais en mi lugar? ¿Creéis que el comedor escolar puede ser la solución a nuestros problemas con la comida?

miércoles, 9 de noviembre de 2016

LA BIBLIO DE ROSQUIS 3: DESCUBRIENDO LOS ANIMALES

Ya sabéis que en Casa Rosquillas somos muy fans de los Animalitos, por ello, los buscamos hasta en las lecturas del peque. Os voy a recomendar dos de nuestras últimas adquisiciones de la Biblio de Rosquis que harán las delicias de aquellos niños que adoren los animales, tanto a los que les gusten las imágenes reales espectaculares como los dibujos simpáticos e imaginativos.

-Mini Álbum de los Animales (Larousse): Se trata de una pequeña enciclopedia de animales a todo color. Nos podemos encontrar desde tiernos animales domésticos a animalitos de granja, fauna salvaje, del Polo Norte, aves, peces, etc. Con dos denominadores comunes: Las fotos francamente espectaculares,  visualmente muy atractivas (¡mis fotos no les hacen justicia!), y las imágenes de familias de animales, en los que destaca el componente más tierno y delicado. Tanto en unas como en otras, los animales están debidamente identificados para que los más peques sepan de qué animal/es se trata en cada una de las ilustraciones.

Las temáticas van encartadas a doble página y sirve para que las criaturas conozcan, identifiquen descubran y puedan nombrar todo tipo de animales.


Al haber 300 fotografías hay mucho donde ver y descubrir, así que es un libro que da muchísimo juego, resulta muy entretenido. Rosquis se puede pasar un buen rato ojeando o buscando sus animalitos preferidos en las páginas de la enciclopedia. Además, es de tamaño pequeño, por lo que resulta bien manejable.

Las tapas son duras, aunque las hojas no lo son, así que llevad cuidado para que no las doblen o rompan con la emoción del momento.





 -"Me gustaría" (Bruño). Texto de Anton Pietier e ilustraciones de Sophia Touliatou: Este libro lo encontré gracias a la recomendación de una librera de La Central del Raval y ha sido todo un acierto. Buscaba un libro para 3 años de edad, con dibujos de animales, que resultara fascinante, atractivo, con poca letra y que pudiera recordar al tipo de historias visuales que nos presentaba La Oruga Glotona. Aunque el libro de Éric Carle fue el referente, no tiene mucho que ver, pues éste no es ni siquiera un cuento. Éste es un libro de ilustraciones muy coloridas y que está lleno de sorpresas, pues a doble página podemos encontrar dos animales a los que les gustaría ser o hacer algo que es lo contrario que se presupone a sus características, a su naturaleza o a su hábitat (tal y como podéis ver en las fotos).

Resulta muy divertido por todos los elementos que se barajan, por aquello que se haya escondido tras cada pliegue, en cada página (y que no se ve a simple vista, sino cuando se despliega).

Realmente muy estimulante para la imaginación, lleno de magia y de nuevos descubrimientos.

 ¿Conocéis estos libros? ¿Cuáles les gustan a vuestros peques?




jueves, 20 de octubre de 2016

ANIMALITOSTUYYO LLEGA AL SEGUNDO CUMPLEBLOG...¡Y VAMOS A CELEBRARLO!

Hoy hace 2 años que empecé este blog, como un espacio para dar rienda suelta a mis alegrías y preocupaciones como madre primeriza de Rosquis. Cuando comencé, mi peque era un bebé de 9 meses que ya gateaba con bien de garbo y energía y comenzaba a descubrir el mundo. Además, ya le dábamos de comer algo más que leche materna. Le gustaba la papilla de frutas -nunca los cereales le entusiasmaron, aunque tomó alguna cucharada de cereales hidrolizados, más por curiosidad que por otra cosa- y empezaba a interesarse por las verduras. 2 años después, Rosquis sigue siendo un niño de poco comer, pero su energía inagotable le lleva a correr, saltar, tocar y explorar todo lo que está a su alcance. Es un peque muy travieso y de mucho carácter -tal y cómo ya se le intuía de bebé-, que tiene las cosas muy claras, que aún lleva pañal y toma teta, tiene una "lengua de trapo" poco extensa, pero que se hace entender demasiado bien, y es un seductor nato. Delgadito, enérgico e inquieto, Rosquis es todo genio y figura.

En estos dos años de Animalitostuyyo he vivido mis más y mis menos con el blog: Se han dado la mano mis ganas de escribir constantemente y mis épocas de sequía (con cierre incluído, durante 3 meses). Gracias al blog conocido a mamis y bloggers estupendas, de todos los puntos de España y del Planeta, he vivido pequeños grandes momentos, tales como la nominación en la categoría de Personal y Crianza en los Premios Madresfera 2015, el reto de Blogueras por la Lactancia -una de las más bonitas campañas solidarias que recuerdo, y con más implicación- de la que salió algo muy enriquecedor; y tantas y tantas historias que siempre, cuando me pongo a hacer balance, pesa más lo positivo que lo negativo y, por ello, he decidido continuar.

¿Y cómo vamos a celebrarlo? ¡Pues de la manera que más nos gusta a todas! ¡Con Sorteo! ¿Me acompañáis a conocer los premios?

1-Jumping Clay Poblenou es una academia-taller de modelaje con tienda para fomentar la creatividad de los más peques, situada en el barrio de Poblenou en Barcelona. Además, hay un montón de cursos y actividades para peques de todas las edades, a partir de P3.  ¿Y qué es jumping clay? Es una arcilla de colores fácil de manipular, un novedoso material artístico que permite crear un montón de experiencias en 2 y 3D. Jumping Clay Poblenou han decidido sumarse a nuestra fiesta con 3 premios:

-Un vale para un taller de modelaje dónde los más pequeños de la casa pueden dar rienda suelta a su  imaginación.

-Otro vale para pasarlo "de miedo" la mañana del 31 de octubre en el Casal de Halloween para que los niños de 4 a 12 años puedan divertirse y jugar creando las más variadas figuras monstruosas.
Además, de juegos, cuentos, legos y muchas más actividades.

 -Pack jumping clay con la figura de un perrito.

Ahora tenéis que elegir regalo: ¿A que mola?


Para optar sólo tenéis que cumplir los siguientes requisitos :

-Seguir en Facebook Jumping Clay

-Seguir en Twitter Jumping Clay

-Seguir en Instagram Jumping Clay Poblenou

-Seguir a Facebook Animalitostuyyo

-Dejar comentario en este entrada, compartir este Sorteo en alguna RRSS e invitar a dos amigos a participar




2-El Taller de la Madriguera es el proyecto creativo de Ale, autora del blog La Madriguera de Cuentos, mamá de dos peques y de mente creativa e inquieta donde las haya. En su blog, si entráis al apartado de "galería" podréis ver un sinfín de cositas y detalles bonitos cosidos a mano con mucho mimo y arte. Se ha sumado a la fiesta con la creación de una figura de Totoro, que ya sabéis que en la Casa Rosquillas es nuestra mascota favorita.



El Totoro que regalamos está hecho en fieltro relleno de guata y cosido a mano. Los bigotes, los dientes y el resto de complementos están bordados y los ojitos se mueven como si te miraran. ¿A que es una monada?
Tenéis que cumplir los siguientes requisitos:

-Seguir en Facebook La Madriguera de Cuentos

-Seguir en Twitter La Madriguera de Cuentos

-Seguir a Facebook AnimalitosTuyyyo

-Dejar comentario en esta entrada, compartir sorteo en alguna RRSS e invitar a dos amigos a participar.

Sorteo sólo Peninsular. Excluídas Islas, Ceuta y Melilla.


3-Retales y más: Sonia es la artesana que está detrás de esta tienda online. En ésta podréis encontrar labores y articulos artesanales, así como telas para manualidades, hilos, lanas, botones, cremalleras, encajes, puntillas. Asimismo, vende labores ya realizadas o por encargo, tales como atrapapuertas, camisetas personalizadas, bolsos, conjuntos de cocina, etc. Para celebrar la fiesta podéis optar a un precioso set para bebé compuesto por:

-Capa de baño de 75x75cm en rizo americano blanco con capucha forrada en piqué gris con corazones blancos y remate en bies gris.
-Babero bandana en pique gris forrado en rizo americano
-Chupeteto y turbante en pique gris. 

Tenéis que cumplir los siguientes requisitos:

-Seguir a Twitter Retales y Más

-Seguir a Facebook Animalitostuyyo

-Dejar comentario en esta entrada, compartir sorteo en alguna RRSS e invitar a dos amigos a participar.

Sorteo válido para toda la Península, Islas Baleares, Islas Canarias y Europa.



4-María y sus manualidades: María es madre de tres hijos, le encantan las manualidades y las vende por encargo a través de sus RRSS. Sus bonitas creaciones van desde cajas/espejos de madera, hechos con la técnica decoupage, pasando por cuadernos, agendas y libros de firmas o para fotos con la técnica de scrapbook.


También utiliza fieltro y goma eva para realizar figuras, bolsos, diademas, algún llavero o medallón para bebés. Los regalos para esta fiesta son  un cuaderno con hojas amarillas (crema) por dentro con algún bolsillo para que podáis guardar documentos, y una cajita para guardar "nuestros tesoros". ¿A que son cucos?

Tenéis que cumplir los siguientes requisitos:

-Seguir en Facebook María Ramos

-Seguir en Facebook Animalitostuyyo

-Dejar comentario en esta entrada, compartir sorteo en RRSS e invitar a dos amigos a participar. 

Sorteo sólo Peninsular. Excluídas las dos Islas, Ceuta y Melilla.



5-Mami Pañales: Cristina es la artesana que realiza todo tipo de detalles para peques y mamis, tales como cestas y canastillas, siendo muy conocidas sus tartas de pañales para regalar a recién nacidos. Asimismo, también realiza a mano con mucha delizadeza chupeteros, llaveros, sonajeros, mordedores y collares de lactancia. Para esta fiesta, en concreto, nos regala un vistoso collar de lactancia de silicona, ideal para que los lactantes se entretengan con él mientras maman. ¿A que es precioso?

Tenéis que cumplir los siguientes requisitos:

-Seguir a Facebook Mami Pañales

-Seguir a Instagram Mami Pañales

-Seguir a Facebook Animalitostuyyo

-Dejar comentario en esta entrada, compartir sorteo en alguna RRSS e invitar a dos amigos a participar.

Sorteo válido para toda la Península, Islas Baleares, Islas Canarias, Ceuta y Melilla.

Por último, comentaros que se sortearán todos los premios el viernes 5 de noviembre, excepto el del Casal de Halloween de Jumping Clay, que se sorteará el jueves 27 de octubre. Y se hará a través de Sortea2 y se anunciará por RRSS a los ganador@s que tendrán 48 horas para reclamar sus premios (sino, se resortearán de nuevo).

¡¡¡Y no quería acabar sin dar las gracias a tod@s estas fantásticas colaboradoras y desearos a tod@s  los participantes mucha suerte!!!

lunes, 10 de octubre de 2016

ROSQUIS Y EL LENGUAJE



Añadir leyenda
Hace tiempo que os comentaba que Rosquis no hablaba, bueno, miento, sí que lo hacía, pero se limitaba a unas pocas palabras sueltas y a un vocabulario muy básico. Con 33 meses pienso que sus expresiones deberían ser más variadas y fluidas. Aunque ha aumentado un poco su vocabulario y ha introducido algunas palabras nuevas de su interés, siempre relacionadas con juguetes que le gustan "grúa", "trattor" (tractor) o con comidas "pollo, "pa" (pan), "lull" (yogurt), "flau" (flan), etc sigue haciendo frases simples "mamá ven", "papá te", "yayo aquí", aunque entiende todo lo que le decimos a la perfección -que quiera obedecer es otra historia- y, a veces, hace servir la comunicación no verbal y palabras mal dichas para comunicarse.

Y vuelve mi preocupación al ver que, muchas veces, intento leerle y se cansa, o no está por la labor, que le repito frases para que las repita como "un lorito" y no lo hace; o bien que dice algo o grita y hago ver que no le entiendo para obligarle a expresarse verbalmente, pero...¿qué consigo? Muchas veces una rabieta inesperada porque no le atiendo a su demanda y, por lo tanto, no se sale con la suya, se frustra y se cierra en banda.

Ha comenzado a ir a la guarde por las mañanas y tampoco he notado mejora pues cuándo le pregunto qué ha hecho, él no me lo explica y he de construir frases con respuestas totales para que responda o sí o no, tipo "¿te lo has pasado bien hoy?", "¿has salido al patio?".

No sé si es por falta de estimulación o porque somos bilingües, ya que hablamos catalán y castellano en casa (su padre le habla catalán y yo castellano, por lo general, mientras que sus abuelos se dirigen a Rosquis en su lengua materna, en la escuela infantil siempre le hablan en catalán), pero van pasando los meses y no aprecio grandes avances, hasta el punto en que empiezo de nuevo a darle vueltas.

Ya sé que cada niño tiene su ritmo y que él fue de los que gateó pronto, caminó a los 11 meses y medio y corría y trepaba con 13-14 meses, así que su desarrollo motor fue muy rápido y que no puede desarrollarse en todas las áreas, pues, según mi farmacéutica, entonces sería un niño superdotado. Pero tópicos al margen, el hecho es que Rosquis tiene una expresión oral muy pobre para su edad.

¿Qué creéis que debemos hacer? Opiniones, consejos, sugerencias son todas bienvenidas. ¡Muchas gracias!

jueves, 29 de septiembre de 2016

LA BIBLIO DE ROSQUIS: ELLA SALE A NAVEGAR

Rosquis ha vuelto a reencontrarse con uno de sus personajes de cuento favoritos, gracias a Literatura SM la elefanta Ella, en Ella sale a navegar. Anteriormente, hemos estado leyendo Ella y la elefanta elegante, donde conocimos a Ella, que acababa de llegar a la ciudad, al cole y su relación con el sombrero de la suerte de su abuela que propiciaba momentos mágicos con sus nuevas compañeras de clase.

En esta ocasión, la entrañable Ella ya está integrada con sus nuevos amiguitos, y volvemos a encontrarnos con antiguos personajes, como Belinda y Tiki, con las que irá a la feria, compartiendo diversión y su madre, dueña de una pastelería, a la que siempre acude en busca de buenos consejos y de todo el cariño que solo ella sabe brindarle. Pero Ella vuelve a meterse en líos con su sombrero, esta vez por culpa de salir a navegar con temporal y conocerá a una nueva familia, los Bango, que la acogerán y ayudarán.

Las ilustraciones vuelven a ser de colores vivos y llamativos, la historia se hace de nuevo amena a los ojos de los más peques. Rosquis a sus 32 meses vuelve a descubrir elementos y personajes que ya conocía y otros nuevos, que captan su interés. Y, a pesar de ser un niño inquieto y movido, siente curiosidad por Ella y sus peripecias y quiere que le explique el cuento una y otra vez.

En esta historieta se ensalzan valores como la amistad, la unión familiar y se aboga a la necesidad de ser prudente ante un potencial peligro. Así como, se vuelve a apelar a la magia y la suerte que proporciona un objeto, como el característico sombrero rojo de Ella.

Los más peques pueden disfrutar de sus aventuras de manera más gráfica, mientras que los niños más mayorcitos pueden empezar a entender su significado y sus valores. ¡Así que os la recomendamos!




FICHA TÉCNICA

"Ella sale a navegar"

Literatura SM

Autor: Carmela (texto)

y Steven D´Amico (ilustraciones).

ISBN: 9788467590685

Precio: 12,95

Edad orientativa: de 3 a 6 años.



viernes, 16 de septiembre de 2016

LA VUELTA A LA GUARDE: CLAVES DE NUESTRA ADAPTACIÓN

Esta semana tocaba la vuelta a la guarde y os he de confesar que estaba más nerviosa yo que Rosquis y que incluso, Papá Rosquillas. En la entrevista personal con la tutora, decidimos que comenzara el miércoles, a mitad de semana, para que no se le hicera tan larga. A continuación, os voy a dar las claves para nuestro proceso de adaptación, que a día de hoy nos ha funcionado bastante bien, pues sólo se quedó llorando un poco el segundo día, al ver a un compañero con un enorme berrinche. No obstante, tanto la educadora como la directora nos dicen que va bien, que juega normalmente tanto en clase como en el patio, en definitiva, que se está adaptando de manera correcta.

 NUESTRA ADAPTACIÓN: 

-Durante la semana previa hablarle de la guarde cada día como una experiencia positiva y enriquecedora: Explicarle dónde iba a ir y qué iba a hacer allí, haciendo hincapié en que iba a pasárselo bien jugando con nenes y nenas.  Además, muchos días hemos ido a jugar a un parque contiguo al centro para que pudiera ver a dónde iba a ir al "cole".

-Haber ido previamente dos meses en P1 a la guarde, aunque no era el mismo centro, Rosquis recuerda las rutinas de aquella vez.

-Las horas que se está en el centro: De momento, Rosquis va a pasar allí un ratito por las mañanas, en concreto, 2 horas y media, repartidas entre las clases y la hora del patio. Si un día llora, me puedo quedar un poquito en la clase para consolarle, así como hacen otros padres y madres, pero preferimos las "despedidas cortas", que normalmente van mejor y se suele quedar conforme. Luego, le vamos a buscar antes de comer y ya pasamos todo el mediodía y la tarde juntos para no varias las rutinas, sino incorporar el tiempo del cole como "una más en el día a día".  Nos estamos planteando dejarle a almorzar allí, pero eso será más adelante, pues Rosquis no es un peque que coma mucho y, de momento, preferimos que siga haciendo las comida en casa.

-El "cuestionario diario": Preguntarle e interesarnos cada día por cómo ha estado allí y qué ha hecho. Aunque Rosquis habla poco y a media lengua, se da cuenta de que las clases son una parte importante del día, pues lo comentamos y lo valoramos.

¿Cómo se están adaptando vuestros peques? ¡Contadme, si queréis! ¡Gracias!  

Foto: Camino a clase, el primer día de guarde. La foto es personal, no se pude reproducir ni compartir sin autorización previa.






martes, 6 de septiembre de 2016

LOS RETOS DE SEPTIEMBRE

Ya era hora de que volviera al blog después de contaros nuestras vacaciones, pero el calor y la falta de tiempo han mermado mi capacidad creativa. Pronto volveré a estar por aquí, contando las cositas que nos van pasando a la familia Rosquillas. De momento, vamos a hacer una lista con los retos del mes de septiembre o propósitos para este nuevo curso que ahora empieza.

 1-Después de 31 meses, Papá Rosquillas y servidora conseguimos ir al cine como pareja. Sólo habíamos ido a alguna sesión de Cinema Amb Nadons (la última fue cuando Rosquis tenía 13 meses), pero nunca habíamos ido nosotros dos, como cuando estábamos sin hijos. Esta salida de novios, en la fuimos a ver Café Society, la última de Woody Allen, nos sirvió para poder hablar sin interrupciones. Hemos de confesar que sí que hablamos de Rosquis (¡mal hecho, piiiip!), pero que también comentamos la peli y muchas otras cuestiones. ¿Se repetirá? Ese es el reto que tenemos por delante. Nos veís en la foto de qué guisa estábamos tras la sesión cinéfila "parejil",

2-Este verano ha sido intenso con Rosquis. Con las vacaciones a primeros de julio, se nos ha hecho un poco largo el mes de agosto. Algún fin de semana hemos aprovechado para salir fuera e ir a la playa, pero en general, Rosquis ha visto más asfalto o parque que agua, pues le tiene bastante miedo al mar. El reto es que podamos ir a la playa o piscina y ser capaces de convencerle y de bañarle sin que se convierta en una sinfonía de quejidos, llantos y carreras por la arena para huir debajo de la sombrilla con el cubo y la pala.

3-Pronto vamos a comenzar la guarde de nuevo. De hecho, la semana que viene nos colgaremos de nuevo la mochila cada día para ir por las mañanas a clase. El curso pasado sólo fue a P1 durante los meses de mayo y junio. Esta vez comienza con todo el curso por delante y muchos retos por lograr: ¿Se adaptará bien a su clase, a sus 13 nuevos compañeros y a su nueva educadora? ¿Llorará? ¿Socializará bien con los demás niños? ¿Conseguirá completar la "operación pañal? ¿Se soltará a hablar ya con más claridad?  Ya os iré explicando en nuevos posts cómo evoluciona Rosquis este curso.

¿Cómo ha ido el verano? ¿Cómo estáis llevando esta rentreé? ¡Contadme, si queréis! ¡Y muchas gracias por seguir ahí!

martes, 26 de julio de 2016

VILAR RURAL DE SANT HILARI: CÓMO VIVIMOS LA EXPERIENCIA EN FAMILIA (VACACIONES PARTE 2)

Hacia tiempo que venía oyendo hablar de los Vilars Rural, unos hoteles que se caracterizan por ser familiares, con todas las facilidades y actividades para que familias con niños pudieran sentirse a gusto, incluso sin salir de su recinto. En Cataluña hay tres, repartidos por las distintas provincias: Uno en Arnés (Tarragona), otro en Cardona (Barcelona) y el tercero en Sant Hilari (Girona), al pie del Parque Natural del Montseny, que es el que hemos visitado recientemente y del cuál quería destacaros lo que más nos gustó y lo que menos, sin condicionantes de ningún tipo, pues no es un post patrocinado, sino que está basado en nuestra experiencia personal.

¿Qué es lo que más nos gustó del hotel?

-La amabilidad y profesionalidad de su personal: Un día antes de ir tuve que hacer una llamada para asegurarme que iba a haber cuna en la habitación, pues al reservarlo a través de Booking, no había obtenido respuesta a mi petición. No lo tenían contemplado, pero enseguida me dijeron que sí que la tendríamos y nos invitaron a ir a la hora que empiezan las actividades, a las 10h para aprovechar el día (aunque finalmente llegamos más tarde). En recepción atendieron siempre sin perder la sonrisa todas nuestras peticiones: Tuvimos la habitación lista antes de ir a comer y pudimos dejar el equipaje; pedimos que no hicieran la habitación entre las 12 y las 13h para poder ducharnos tras la piscina y que hiciesen la limpieza mientras comíamos, etc. Asimismo, el último día, el domingo, al no estar reservada nuestra habitación para ese mismo día nos dejaron poder ocuparla hasta la tarde.

-El programa de actividades: Aunque no fuimos a todas, destacar que durante toda una jornada desde las 10h hasta después de cenar, hay programadas actividades para los más peques, que suelen cambiar cada día.

Las que más nos gustaron fueron la de la granja, ya que a las 10h las dos mañanas que estuvimos allí, pudimos ir a ver a los animalitos: Dar la bienvenida y comida a los patos; ver como los corderitos tomaban biberón tras la atenta mirada de su madre la oveja, asimismo, los peques pudieron acariciarlos, así como a los conejos y ver un poni y un burro. Todo ello dirigido por Esther, la cariñosa masovera, que nos explicó que era muy importante que no diéramos de comer a los animales, pues podíamos darles algo que les sentara mal y perjudicara. Esther acompañada de dos monitores introducían a los animales y sus costumbres. A Rosquis le encantó estar en contacto con los animalitos de la granja, incluso atrapó un conejo blanco con las dos manos. También fuimos al huerto a regar los tomates, las lechugas, las patatas, etc. Y la tercera actividad que más le gustó fue montar a poni. Lástima que sólo haya un poni para tantos niños (creo que deberían plantearse tener más ponis) y que la vuelta que realicen sea muy corta, pero como mínimo, pueden tener la experiencia.

Asimismo, hay sala de juegos en la parte superior del bar, por si hace mal tiempo, que los peques puedan estar distraidos.

-El uso y disfrute de los parques y zonas de bosque: A ratos fuimos a la nuestra, pues entre el parque infantil y el área boscosa de los alrededores, Rosquis ya tuvo más que suficiente para poder corretear por allí, en nuestro caso, no hicimos ninguna excursión a Sant Hilari ni a sus fuentes (aunque si hubiéramos estado más tiempo seguramente la hubiéramos hecho).

-La piscina: Hay dos piscinas, una grande, cubierta y climatizada justo al lado de la piscina al aire libre, que es una pequeña piscina infantil. Rosquis fue a las dos, pero no fue lo que más aprovechamos porque a Rosquis no le gusta mucho el agua, o le infunde un cierto respeto, así que estuvimos más en el césped que dentro de las piscinas, pero la verdad es que es la zona más solicitada por familias los días calurosos de verano.

¿Y lo que menos nos gustó?

-La comida de buffet: No es que no nos gustara, pues el buffet de las ensaladas era variado, vistoso y con una muy llamativa presentación, por poner un ejemplo y hay mucha variedad de primeros platos, carnes, pescados  (en sus más variadas formas, a la plancha, a la brasa, asado, con salsa, etc) y postres de todo tipo (desde yogurt o fruta a postres dulces). Parece que para un peque "mal-comedor" como Rosquis tendría que ser fantástico, pero no es así, pues a veces, nos hacía coger de muchos platos para comer muy poco y se terminaba por desperdiciar comida. Para nosotros, el buffet es una arma de doble filo, pero por otra parte, siempre acabas encontrando algo para comer, por muy inapetente que seas.  Hay que tener en cuenta de que, a pesar de que no es barato, la bebida la has de pagar aparte, incluso una botella de agua.

-La merienda: A media tarde dan un poco de merienda en el bar, pero aunque la idea es buena, no nos acabó de gustar lo que daban (un trozo de pan con jamón y un poco de zumo, etc) y optamos por merendar lo que llevábamos.


-Las actividades nocturnas: Las actividades de después de la cena sólo son aprovechadas por familias con niños más mayores, o eso creo, pues nosotros no fuimos a ninguna. Ni al cuentacuentos por el bosque, ni a la mini-disco, pues tras la cena preferimos que Rosquis no se desvelara e irle preparando para ir a dormir. Lo peor de estas actividades es que la gente cuando vuelve a sus habitaciones viene gritando o haciendo ruido, y esto se debería controlar un poco, y más si tienes un bebé o un niño al que le cuesta dormir o se despierta con facilidad.

Así pues, si tenéis familias con niños pequeños y sois urbanitas, en Vilar Rural os sentiréis como en casa, pero cambiando el asfalto por un entorno saludable, rodeado de naturaleza, y pudiendo realizar todo tipo de actividades familiares. A nosotros nos gusta para pasar un fin de semana, quizás para unas vacaciones más largas hay que empezar a buscar otras opciones o como, mínimo, plantearse excursiones por la zona para tener otros planes y salir un poco del hotel y su entorno.

lunes, 18 de julio de 2016

VACACIONES RURALES EN GIRONA: CAN PERIC (PARTE 1)

Que a la familia Rosquillas nos encanta Girona es una hecho, por ello, hemos decidido pasar nuestras vacaciones en dos lugare distintos de la provincia. Empezando por el Pirineo de Girona, concretamente en El Ripollès, se enclava Can Peric, una casita rural de sólo 6 habitaciones entre Sant Pau de Segúries y Camprodón. Can Peric rezuma calma y tranquilidad ya al entrar por el caminito lleno de vergetación cuando dejas la carretera principal, unos hayedos verdes a ambos márgenes del camino, salpicado por un riachuelo. La amable bienvenida de Montse su propietaria, sus guisos caseros buenísimos (desde una crema de verduras o de legumbres, unos guisantes o una carne con salsa, un lomo a la brasa o unos huevos fritos con patatas son realmente deliciosos) y la belleza de su entorno, hacen el resto.

Cabe destacar para los que tenemos familias con peques, que los niños de entre 0 y 3 años no pagan la comida, además que hasta 3 años se pueden alojar de manera gratuita en una cuna y hasta 4 en una cama supletoria. Así que se convierte en un lugar ideal para el descanso y la desconexión de la rutina de familias urbanitas con niños pequeños. Además, el comedor dispone de tronas.

Las habitaciones llevan el nombre de "bolets"(setas), en nuestro caso la habitación se llamaba "Rovelló" y era la primera al subir las escaleras, frente a la sala de la televisión. Era una habitación amplia, decorada de manea rústica, que disponía incluso de llar de foc (chimenea) y bonitos detalles como unos interruptores de cerámica, un cabezal de cama de hierro forjado o un baúl antiguo. Por poner un "pero" sería el colchón de la cama, sobre todo, si no estáis acostumbrados a dormir en colchones rígidos de "muelles".


Merece una mención aparte el trato de su propietaria, Montse siempre cordial y con una sonrisa, que está dispuesta a ayudarte en lo que necesites. Una mañana le pedimos poder tender un pantalón de pijama que habíamos lavado a mano y nos lo devolvió lavado y planchado, sin ningún coste adicional a mediodía, a mí se me olvidó el secador de pelo y me facilitó uno. Incluso Rosquis, rompió accidentalmente una botella de vino y no nos quiso cobrar nada.

También contaros que dispone de un jardín exterior con terraza al aire libre para que puedan jugar los peques o sentarte a tomar el aire, si lo deseas y que hay una sala de juegos, llena de juguetes, cuentos y peluches que hizo las delicias de Rosquis, ¡suerte de ella para pasar el rato en algunas tardes de tormenta!

Se me olvidaba decir que aceptan mascotas, aplicando suplemento. Los perritos deben estar en todo momento vigilados por sus dueños y nunca están en el comedor, por ejemplo.


¿Qué visitar por la zona?

Los pueblos más cercanos y más bonitos son Sant Joan de Les Abadesses, Sant Pau de Segúries, Camprodón (no os olvidéis de pasearos por el Passeig Maristany), Setcases (recordad hacer una visita a Ca La Nuri para comprar sus artesanales mermeladas o miel o sus embutidos o llevaros algún recuerdo).

A tan solo a 45 minutos está la estación de esquí de Vallter 2000 y se puede hacer una excursión a pie hasta Ulldeter, el nacimiento del río Ter. Más cerca de Francia está el pueblecito de Molló y el parque de la naturaleza, Molló Park. Así que todos podéis encontrar alicientes en la zona del Ripollès.

Nota: No es un post patrocinado, sino basado en nuestra experiencia personal.

¿Os gustan las casas rurales? ¿Nos recomendáis alguna que os haya cautivado?


lunes, 11 de julio de 2016

MI ROSQUIS ES MENUDITO


Mi Rosquis es menudito. Menudito en cuánto a peso se refiere. Es un saquito de huesos, de esos a los que se les adivina hasta la última costilla. Sí, ahora en verano, se le ve la osada en su máximo esplendor. Fue un recién nacido y un bebé gordito, pero sin lorzas excesivas. Ya a los 2 meses empezaba a subir y bajar las piernas rítmicamente en su cuna, como si hiciera una especie de gimnasia o de abdominales, a los 8 meses gateaba que no paraba y comenzaba a levantarse, a los 11 meses y medio caminaba, dos semanas después caminaba solo, a los 13 meses corría y a los 14 trepaba ya por las sillas y muebles bajos. Cada vez ha ido comiendo menos, pues sus necesidedes nutricionales no son las mismas que de bebé y se ha ido moviendo cada vez más, perfeccionando su caminar y sus correrías mes a mes, año a año.

No me gusta decir que es un "mal-comedor", sino que es un "niño comedor-selectivo". Come de lo que le gusta hasta decir basta: ¡Hay que quitarle el plato de arroz a la cubana porque lo devora o puede comerse él sólo una taza grande de cerezas! mientras que otras veces, sea por la comida, que no entra en su menú de favoritos o porque está distraído o por lo que sea, que cuesta un montón que haga una comida o cena mínimamente decente. Pero él sigue con su actividad frenética, es un niño activo, movido, travieso, divertido, a veces, rebelde, otras cariñoso, otras protestón y demandante, pero siempre está al pie del cañón, a la que salta, con ganas de hacer alguna "diablura" o de llamar la atención a los que le rodean.

Este seductor tan "polvorilla" es mi Rosquis menudito. Un niño que no llega a los 12 kilos, pero que con sus 93 centímetros puede presumir de tipo de modelo. A él no le ha hecho falta la "operación bikini", pues va luciendo palmito y estilo por allá donde va. Empieza con 30 meses a elegir su ropa (si no le gusta el conjunto que le preparo o el calzado, protesta, sugiriendo qué es lo que quiere), así como elige su comida. Se está forjando un  niño con personalidad y carácter, que no se deja amedrentar y que no tiene miedo a nada, que cae y se levanta solo y se ríe, como si nada hubiera sucedido. Lo que llama un poco más la atención  es que es menudito, en el sentido, de delgadito, y más saquito de huesos de lo que suele ser habitual.

¿Vuestros peques están bajos de peso, pero son activos y muy enérgicos? ¿O todo lo contrario?¡contadme, si queréis!


miércoles, 29 de junio de 2016

VILADEMULS: EL RINCÓN DE LA CALMA

La festividad de San Juan en Cataluña es sinónimo de fiestas de entrada al verano y muchos y ruidosos petardos. Huyendo de Barcelona, del calor y del jaleo excesivo de la verbena, decidimos por irnos fuera, pero no muy lejos, a unos 100 kms de Barcelona, en la provincia de Girona: Concretamente en Vilafreser (La comarca del Pla de l´Estany, cuya capital es Banyoles).

Estuvimos en el Hotel Sausa, un establecimiento familiar y pequeño, situado a pie de carretera. Que esté a pie de la Nacional-II no quiere significa que haya ruido de tráfico, sino que es un tramo bastante tranquilo y no molestan los vehículos por la noche. Así que no tengáis prejuicios por ser un hotel situado al lado de la carretera.

Exteriormente es un hotelito sencillo, sin grandes lujos, que consta, además del hotel, de un restaurante, un parque infantil, una zona ajardinada con piscina y parking gratuito. El interior es correcto, tuvimos una habitación doble bastante grande, con la posibilidad de cuna gratuita, además de tener microondas y neverita bajo petición previa, que siempre es bueno para enfriar fruta o zumos.

En el restaurante pudimos escoger entre muchos platos de un menú bastante completo y variado que constaba de entrantes (ensalada, zumo y tapa de mejillones), primeros, segundos y postres, a buen precio. Además, la comida es casera y abundante y el menú se cambia diariamente. Asimismo, a la noche puedes optar por fórmulas de un plato combinado, de carnes (bistec, hamburguesa, salchichas, etc), pescados o suquets o pizzas.Y muy importante para familias: Disponen de varias tronas en el comedor.

La amabilidad de su propietaria, Paquita y de su hijo Marc, hicieron que nos sintiéramos en todo momento como en casa.Ya el primer día nos adviertieron que los platos del menú eran grandes y que no pidiéramos tanta comida, lo que es de agradecer, que estén más por cómo va a comer el cliente que por ganar dinero con su negocio. Es un hotelito familiar y tranquilo, donde sus huéspedes buscan los mismo que tú, no hay verbenas ni fiestas petardos, tan solo calma y relax . Cada año por estas fechas son los Campeonatos de España de Remo en la vecina Banyoles y allí se alojan para concentrarse varios equipos de remeros gallegos, además de familias con hijos pequeños, como nosotros. Por lo tanto, se respira un ambiente tranquilo y cercano con la suerte de haber encontrado una buena calidad a precio razonable.

jueves, 16 de junio de 2016

EL FIN DE UN RITUAL

Queda poco para el final de curso, se acerca el veranito, la noche de San Juan y las vacaciones y ¿sabéis qué es lo que echaré de menos de cada jornada de guarde? Sobre todo, la mañana y la recogida. Antes de las 9h cuando por la calle sólo transitamos madres y padres con nuestros peques, algunos en silla de paseo, otros, como Rosquis, caminando de la mano de mamá o papá, los más mayorcitos circulando con patinete, llevando con hermanito al lado o yendo solitos. Todos cruzándonos nuestros pasos, cada uno para un cole distinto, en la misma dirección o en la contraria, comenzando la ruta diaria.


Además, echaré de menos el civismo matutino: Los coches que se paran en los pasos de peatones para dejarnos pasar y continuar con el ritual que comienza cada mañana al vestirse, desayunar, salir de casa con la cartera a cuestas (o arrastrando, como es nuestro caso). Nos cruzamos unas familias con otras cada día las mismas, al entrar al cole, y nos miramos, nos sonreimos y nos saludamos, aún sin conocernos, aún con prisas, inmersos en la vorágine y en el ritual escolar.

Llegamos todos al aula, dejamos al peque con la educadora, uno a uno, volvemos a saludar y a desearnos un buen día. Y el peque te dice adiós con ese brillo amoroso en los ojitos, de que está viéndote marchar, le besas, le dejas y te vas, sin esperar un instante, casi sin reflexionar. Luego piensas que se queda allí jugando con sus compañeros, entre gritos,jolgorios, juguetes, cajas para ordenar, batas y lápices de colores.Y cuando vuelves a recogerle te vuelves a cruzar, de nuevo, con algunos padres o madres que van y vienen, esta vez menos, porque hay muchos que al mediodía se quedan a comer.

En la calle a mediodía hay un trajín diferente que a primera hora de la mañana, ves mucha más gente que estrictamente a familias y a trabajadores, te fijas en el camión de reparto, en el cartero, en el camarero del bar que está sirviendo unas cañitas y un aperitivo en la terraza de fuera, en el jubilado que lleva el periódico bajo el brazo buscando la sombra con un perrito faldero a su vera...Y tú vas, de nuevo, con el peque de la mano, con la cartera en la otra, con mil ojos en los pasos -porque parece que esta vez no se paran tanto o hay más tránsito y hay que llevar aún más cuidado, aunque uno ya no va con las legañas aún pegadas al ojo-. Has visto, de nuevo, esa mirada de tu peque al grito de ¡"mamá!" cuándo te ha visto esperarle fuera del aula, nuevos besitos y a empezar la rutina de regreso a casa, para ir a comer. Un día tras otro, esos rituales cotidianos los hemos integrado y, por ello, pienso, a veces con nostalgia, y ahora para vacaciones...¿qué haremos, cómo llenaremos el tiempo? ¿Lograremos una nueva rutina estival? ¿Necesitamos un nuevo y mágico ritual para el verano?

martes, 14 de junio de 2016

#ELTEMADELASEMANA8: "YO ME ARREPIENTO"

Esta semana en Papas Blogueros nos proponen hablar de nuestros arrepentimientos. ¿De qué me arrepiento yo? Pues de bastantes cosas, como el común de los mortales, vivir sin culpas ni arrepentimientos es un poquito complicado. Como la lista podría ser un poco larga y resultar bastante rollo, voy a centrarme en tres:



-#Arrepentimiento1: No tener la paciencia suficiente: No soy una mujer paciente, no lo era ni de niña, ni de soltera ni de casada y ahora ser mamá me está poniendo a prueba diariamente la paciencia con mil y una situaciones cotidianas: Desde tener paciencia para que coma, para que lleguemos bien a la guarde; para recoger, una vez, más las cosas que tira al suelo; para ordenar; para no perder los nervios...La paciencia a veces se pierde por un mal día, por estrés o por cansancio, pero se puede adiestrar intentando ponerle al día una sonrisa, vengan o no cruzadas las situaciones. La paciencia...¡Dichosa virtud que tanto debemos cultivar y que tan rápido cuesta de perder!

-#Arrepentimiento2: No vivir con toda la intensidad el presente: Se tiende a recordar más el pasado (lo que hicimos el fin de semana, aquella salida en familia o con amigos) o el futuro (porque sí, ya están las vacaciones a la vuelta de la esquina y todo huele a veranito!), pero hay que practicar más el "carpe diem" y vivir con intensidad la cotidianidad. Me arrepiento de vivir más a caballo entre el pasado y el presente que en el "ahora" la mayoría de veces. No sé porque ocurre, pero es así, y me arrepiento de ello. Es complicado, pues tiendo a revivir o anticipar y no me doy cuenta de la calidad del "aquí y ahora".  No sé si también os debe pasar...

-#Arrepentimiento3
: Me arrepiento de no haber tenido un hijo más joven,cuando digo joven tampoco me refiero a tenerlo con 20 años, en época de estudiante o con mis primeros trabajos. Aunque me hubiese gustado tener a Rosquis con 30 años, al poco de casarme, pero con mi endometriosis no fue posible...Y me arrepiento de no ser una madre más joven,con más aguante y energía y que malhumora menos, que se ríe más de lo que debería y sí,de nuevo,tiene más paciencia que la que acostumbro ("es una pescadilla que se muerde la cola").

Me ha encantado encontrar esta frase en la imagen, que da bastante que pensar acerca del tema "arrepetimientos".



Habría que arrepentirse de arrepentirse de algún momento o situación, aprender de ello y seguir adelante ¿no creéis? 

 








miércoles, 8 de junio de 2016

UN DÍA CON MARTÍN: UN CUENTO CON PUZZLES, DE LITERATURA SM

Un día con Martín , de Xavier Deneux, es el nuevo libro de Literatura SM que nos ha llegado. Lo pedí porque vi que era una historia cotidiana y sencilla para la comprensión de los más peques. Está recomendado para la etapa de 1 a 3 años, aunque a mí me parece que está más indicado para mayores de 2 años, pues en cada página, hay un puzzle de 4 piezas para encajar.

Este cuento se compone de 8 páginas interiores, a cada pequeña historieta le corresponde su puzzle.
Así pues, vemos que Martín es un conejito travieso, que hace el cucú-tras para esconderse antes de ir al cole; asistimos a lo que hace en clase con sus amigos los conejitos; cómo se entretiene tras la siesta y las rutinas que sigue a última hora del día, antes de irse a la cama.

Las ilustraciones son sencillas, pero a la vez, son tiernas y encantadoras y creo que pueden encandilar a los más peques de la casa.

A mí, particularmente, lo que más me ha interesado es ver cómo después de cada pequeña viñeta cotidiana, hay en la doble página el puzzle correspondiente a la historieta para encajar las piezas de cartón.  Pues el puzzle requiere: Primero de todo, fijarse en cómo van colocadas las piezas (ejercitar la memoria visual del niño); segundo, jugar con ellas para tratar de ordenarlas y encajarlas y, por último, trabajar y estimular la motricidad fina de sus dedos, a través de la manipulación de cada pieza y del agarre de pinza.


Este libro-puzzle ha conseguido captar la atención de Rosquis, que es un niño de 29 meses, inquieto y movido donde los haya. Acierte o no con las piezas, le tiene intrigado el dibujo y tratar de recomponerlo.

Así pues, lo recomiendo por la historia cotidiana que explica el conejito Martín (protagonista de más libros y cuentos) y también por sus puzzles.

Ficha del libro

Autor: Xavier Deneux (texto e ilustraciones)

Páginas: 10

ISBN: 9788467585100

Precio: 8,50 euros.

A la venta a partir de hoy, 9 de junio.




lunes, 6 de junio de 2016

¿QUÉ ES #SOMOSLALECHE? DESAFÍO, LACTANCIA Y RETO SOLIDARIO PARA ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE

¿Por qué me he unido al reto #SomosLaLeche, capitaneado por Luz, @hanacidounamama? Muy sencillo. Por varios motivos, el primero, porque me encantan los desafíos. El segundo, porque es sobre la lactancia -alimentación que todavía doy a mi peque de 29 meses-; y el tercero -y no sé si por este orden-, para conseguir un reto solidario, todavía mejor.

Mi lactancia está siendo de las experiencias más hermosas de esta maternidad y no porque no haya habido momentos complicados, tales como un parto sin posibilidad de piel con piel inmediato e inicio de la lactancia horas después del nacimiento; pérdida de peso y suplemento con algún biberón los primeros dos meses; crisis de lactancia a los 3 meses; crisis "de mordiscos" a los 13 y 14 meses, etc. Pero con 29 meses, podemos afirmar que la lactancia es el alimento más natural que una madre puede dar a su bebé, pues lo nutre no sólo físicamente, sino emocionalmente.

Nada más leer la campaña de Madresfera con Acción contra el Hambre en mi correo, ya me tuvieron ganada desde el primer momento. Pensé que me encantaría poder aportar mi granito de arena, no sólo con donación económica particular, para lo que he renunciado a algún capricho superfluo para donar el importe, en mi caso a la compra de dos revistas de cine mensuales. También lo podía conseguir trabajando junto a otros bloggers a los que tengo mucho cariño, aunque no nos conozcamos todas personalmente, en una iniciativa ilusionante.

Es maravilloso ir “picando las puertas” de tus contactos de sorteos anteriores del blog, o contactando con bloggers, marcas y artesanas con los que una tiene feeling y que se vayan concretando propuestas de colaboración para recaudar fondos. Llevamos aún pocos días, pero mucho trabajo detrás y muchas ideas floreciendo, como veréis en el blog, con todos los Sorteos que os vamos avanzando.

Una de las cosas más maravillosas de ser madre y de tener a Rosquis es que me puedo poner en el lugar de esas madres y de esos niños que nos necesitan , y eso me da fuerza para arañar el tiempo de donde sea necesario para llevar adelante esta campaña. Porque me siento implicada y eso me hace feliz.


EL OBJETIVO



En África y concretamente en países como Sahel, Senegal, Mali y Mauritania comienza ya la "Estación del Hambre", caracterizada por la escasez de cosechas, que conlleva hambruna. Por ello, para paliar está situación de emergencia alimentaria, Acción contra la Hambre está llevando a cabo programas de fomento la lactancia y contra la desnutrición infantil. La lactancia se convierte es una necesidad imperiosa, especialmente los primeros 6 meses de vida, pues las condiciones higiénico-sanitarias en estos países tampoco nos son las mejores, ni el agua es potable. Sólo hace falta mirar este gráfico para darnos cuenta de la situación de alerta que padecen.

Así pues, urge ayudarles. Ya sabéis que se pueden hacer donativos por el módico precio de un aperitivo, de una pizza o de una entrada de cine, es decir, que desde 5 euros podéis donar. Para nosotros, ese es precio de un capricho, para ellos, es lo que cuesta satisfacer una necesidad básica.

Aquí os dejo con el blog, nuestras RRSS y el link de la donación:

Twitter:Reto somos leche

Facebook: Reto Somos Leche

IG: Reto Somos Leche

Blog:  Reto Somos La Leche




DONA A #SOMOSLALECHE


















EL EQUIPO DE #SOMOSLALECHE

Me encanta este equipo, la energía arrolladora que desprenden todos y cada uno de estos 25 bloggers.  Comenzando por la capitana, Luz, “Ha nacido una mamá”, y todos y cada uno de los chic@s. No quiero olvidarme de ninguno: Vanesa, de ¿Y de verdad tienes tres?; Olga, de “Cuéntamelo bajito”; Marta, de “La fábrica de los peques”; Mony, de “Mamistarsblog”; Mónica, de “Vivir de letras”; Abigail, de “Koamamá blog”; Keka, de “Mamá se escribe con K”; Eulàlia, de “Princess and Owl Stories”; Mari Carmen, de “Desvarios de una madre”; Montse, de “Mis chicos y yo”; Julia, de “Bebé a Mordor”; Dácil, de “Blog de una madre desesperada” las dos Beas, de “Ni Blog ni Bloga”; Arantxa, de “Nannymoon”; Maribel, de “Afecto y familia” María, de “La Furgoteta”; Marga, de “Subida en mis tacones”; Maribel, de “Maral Maternal”, Anuska, de “Criando personitas”; Ely, de “Una mamá de día y de noche”; Sara, de “Tribu Creciendo Juntos” y Carlos, de "Un Papá como Vader". Es impresionante como ha crecido este grupo solidario de los 15 que éramos en principio, y como luchamos junt@s para intentar conseguir el reto de recaudar 1000 euros para Acción Contra El Hambre, como pensamos estrategias, lemas para la campaña y para las RRSS, etc.

No podríamos ser un equipo mejor, ni tener un nombre más apropiado, que es, además, el lema de nuestra campaña y que tan bien se nos adecua: #SomosLaLeche

¡¡¡Gracias a tod@s por dejarme ser parte de ella!!! ¡¡¡Y sigamos con las donaciones!!!


martes, 31 de mayo de 2016

#ELTEMADELASEMANA6: CARTA A MI YO DEL FUTURO

Desde Papas Blogueros esta semana nos proponen que escribamos una carta a nuestro yo del futuro y como me ha parecido un ejercicio muy interesante, pues me sumo a #ETDLS6. ¡Vamos allá!



Querido diario,

Esta mañana me he vuelto a mirar al espejo del baño y ya he visto a una mujer entrada en años y peinada en canas, a la que no le gusta mucho ir de peluquería ni teñirse el pelo y me he girado y allí estaba detrás mío frente al espejo de la habitación Rosquis, ensayando una nueva melodía con la guitarra. Rosquis está estudiando música, dice que de mayor quiere ser cantante. En el cole no le va nada mal. Él es de aquellos chicos listos que no necesitan mucho tiempo para memorizar una lección o hacer los deberes (¡si, aún les ponen deberes, no hay manera que esto mejore!), pero necesita tener más constancia y que le vayan un poco detrás para que no lo deje todo para última hora.  Además, tiene una predilección por la moda y las tendencias que me dejan bastante sorprendida, sabe combinar estilos a la perfección y todo le sienta bien. Se ha convertido en un chico atractivo, pero muy atento y cariñoso, aunque sigue teniedo su "genio" y siendo tan "cabezota" como lo era ya de bien pequeño. Es un "culo inquieto". Me gusta compartir estos momentos con él y escucharle como toca y como compone.A veces, Papá Rosquillas también se une a tocar con él y son instantes muy intensos y especiales.

Me he vuelto más paciente y más moderada con el tiempo, aprendí a templar un poco los nervios, aunque hoy estoy más nerviosa de lo habitual, va a ser un día especial. Tras la primera actuación de Rosquis con su banda en la Sala Apolo, vamos a dormir pocas horas. Mañana cogemos un vuelo a Los Ángeles y nos vamos a cubrir los Oscars de Hollywood con Faces por primera vez. Rosquis y Papá Rosquillas me acompañan, estamos de lo más emocionados. ¡Sueños que se cumplen! Y lo más importante es que seguimos compartiéndolos juntos en familia, tanto estos buenos, como los malos momentos, y que hemos aprendido que la vida es una progresión constante, que de todo se aprende y que la paciencia y la constancia acaban dando sus frutos.

Bueno...Voy a dejar de escribir sentada en la tapa del bidet y vamos allá....¡Nos aguarda un día largo y muchos retos por delante!








lunes, 30 de mayo de 2016

#COOKINGEASYFORBEGINNERS: TARTA DE QUESO CON FRUTAS DEL BOSQUE

No soy una buena cocinera, sino una cocinera "principiante y de supervivencia". Admito que no sé hacer ni repostería, ni croquetas ni canelones, ni comidas muy elaboradas. Por ello, cuando me invitaron a comer a casa de unos amigos, me pregunté qué postre podía llevar que reuniera varias características: De sencilla y rápida elaboración, que puediera ser apto para comer tanto adultos como niños, pues no lleva ninguna clase de licor, y que fuese delicioso al paladar. La respuesta está aquí: En la tarta de queso con frutas del bosque de mi #CookingEasyForBeginners, en este caso para 10 personas.

Ingredientes:

-Bizcochos de soletilla (unas 24 unidades).

-1 bote de nata líquida.

-2 tarrinas de queso Philadelphia, disculpad la marca, pero es mi preferida en queso fresco para untar (1 tarrina de tamaño grande y la otra, de tamaño pequeña) .

-1 limón.

-2 tarros de mermelada de frutas del bosque.

Duración: 20 minutos o media hora, pues no necesita horno. 

Preparación:

-En la fuente donde vayamos a servir el pastel ponemos una capa de bizcochos haciendo "la cama", como base.




-Se mezcla en un bol aparte, el queso fresco para untar, la nata líquida, se exprime el limón y se mezcla hasta que la masa queda homogénea para aplicar sobre los bizcochos.

-Se van pintando y cubriendo los bizcochos con la cuchara hasta quedar blanco completamente y a, continuación, se pone una segunda capa de bizcochos.

-Volvemos a repetir procedimiento de pintar la nueva capa de biszcochos con la masa.

-Se adorna con mermelada de frutas del bosque, de manera homogénea, hasta que toda la superficie de la tarta quede cubierta.


-La tarta se cubre con papel transparente, se conserva en frío la nevera 24 horas antes de servir, reposando la masa, para que esté más rica y esponjosa.

¿A qué es sencillita y fácil? ¡Ahora solo queda hincarle el diente y a triunfar con el postre!



¿Cómo hacéis vuestra tarta de queso? ¡Se admiten sugerencias!










jueves, 26 de mayo de 2016

UNA REFLEXIÓN SOBRE LA PATERNIDAD CORRESPONSABLE: EL CASO DE PAPÁ ROSQUILLAS

A raíz de la jornada de Paternatges Corresponsables que se celebró el pasado martes en Barcelona, donde intervinieron, entre otros, Pau Almuni, dando su visión de "qué es ser un padrazo"; Joaquim Montaner, el "papá" de Papas Blogueros contando todo su proceso en la formación de su comunidad y sus líneas de actuación para dar visibilidad y Mónica de La Fuente, la "mamá" de Madresfera, contando la irrupción de los Papás en el mundo de la comunidad de mamás 2.0, no quiero hacer un resumen de la misma, sino una reflexión a partir de nuestro caso en particular.

Papá Rosquillas estaba trabajando cuando me quedé embarazada en la empresa privada, como siempre ha hecho. Aquel verano sólo disfrutó de 10 días de vacaciones guardándose otras dos semanas más asuntos propios para que su permiso de paternidad fuera, no sólo de los 15 escasos días que le tocan por Ley, sino de 1 mes y medio y así poder estar con su hijo, implicado en su crianza desde el minuto 0 de su nacimiento. Cuando volvió a la empresa, casualmente un mes después de su incorporación, le resciendieron el contrato, sin más explicaciones. Le pagaron el finiquito correspondiente y durante los 4 meses siguientes compaginó el co-cuidado de Rosquis, junto a mí, con la búsqueda activa de empleo, envío de currículums, entrevistas de trabajo, etc. Sin su ayuda creo que nuestra lactancia no hubiera sido un éxito, gracias a que se levantaba por la noche, me daba agua, o me ayudaba a acunar a Rosquis. Se ocupaba -y se ocupa- de las tareas de la casa, no me dejaba llevar pesos: Mi posparto fue largo, lento y pesado, debido a la feroz episotomía, que ya os conté en mi Crónica de un parto no respetado. 

La búsqueda de empleo dio sus frutos y Papá Rosquillas se volvió a reincorporar al mundo laboral cuando Rosquis tenía 5 meses, ya comía papillas de frutas y se aguantaba bastante bien sentado. Pero menuda sorpresa ver que en su nueva empresa se primaba más "calentar el asiento" hasta las tantas que salir a la hora y él, que tenía el trabajo hecho a tiempo y salía a su hora cada día, era objeto de miradas y comentarios por "salir temprano", cuando eran los demás compañeros los que "salían tarde" para "quedar bien con su jefe". Dos meses después, se volvió a ver de nuevo en el paro.

En esta ocasión tardó menos en encontrar trabajo, pues no paraban de llamarle y de hacer entrevistas. Aunque no pudo quedarse a trabajar en Barcelona tampoco, sino esta vez a 70 kms de distancia. Más de 12 horas de jornada laboral fuera de casa, sesgadas por dos horas de la comida, 2 horas que no necesita. ¿Qué ha intentado? Pues pedir 1 hora para comer y poder hacer una hora más de trabajo a mediodías para así el viernes hacer jornada intensiva. Pero como nadie más la hace, a él se le ha denegado. ¡Qué complicado es a veces ejercer de padre cuando sólo te dejan estar unas pocas horas al día a tu hijo! Y aún asi en esas horas, no parar un momento en casa, con el peque en el bucle de "baño-cena-dormir" un día tras otro, cansadísimo tras un madrugón considerable diario y una jornada partida por una comida no de "café, copa y puro", sino de tupper, que podría solucionarse en una hora. Y aunque venga cansado, siempre tiene una sonrisa o una broma para hacernos reir a mí y a Rosquis a tiempo...  Bueno, no nos quejemos, diréis, que podría ser peor y tener que trabajar también en fines de semana, ¡claro!. Aún así ha pedido llegar más tarde para acompañarnos al pediatra o se ha pedido algunas horas libres para ir a mirar coles juntos, etc.

Si queremos una paternidad de igual a igual  tendría que cambiar el panorama laboral: Empezar a sustituir la "cultura del presencialismo" por el de la productividad y el rendimiento en menos horas, dedicando el resto de la jornada a la conciliación familiar, como es el caso de los Países del Norte de Europa. ¿Y es que acaso los empresarios no saben que si un trabajador está feliz en su plano personal rinde más en el ámbito profesional? ¿Se necesitan realmente dos horas para comerse unos tuppers a mediodía, pudiendo trabajar una hora más y haciendo intensiva los viernes? Y aún así, Papá Rosquillas es un "papá sin tiempo o papá a full-time" que dedica todas sus pocas horas al salir del trabajo a su familia en exclusiva, que ha dejado de ver series y películas y que, sólo a mediodía se permite entrar al ForoCoches o leer un rato un libro. ¿A estos papás implicados no les correspondería un sistema tan implicado como ellos en la mejora de la conciliación familiar y laboral?

¿Nos contáis vuestra opinión o vuestra experiencia?

miércoles, 25 de mayo de 2016

#DÍADELORGULLOFRIKI: ¡FRIKI, Y A MUCHA HONRA!

Hoy 25 de mayo es el #DíaDelOrgulloFriki y va a escribiros mi álter-ego, @SoniadelFaces, una friki del cine. No sé medir qué grado de frikismo tengo, pero igual si os cuento un poquito mis emociones, me lo definís vosotr@s mejor.

-Hace unos años me leía todos los cómics y hacia colecciones de cromos, yendo muchos domingos al Mercat de Sant Antoni de Barcelona a cambiar los "repes" y a buscar "ocasiones".

-Aún canto la sintonía de Bola de Drac (Bola de Dragón) cuando la hacen cada noche a las 21h en El Club Super 3, así como la de Dragones y Mazmorras, por citar dos ejemplos.

-La primera peli del peque en cine fue Guardianes de la Galaxia en Cinema amb Nadons, con sólo 7 meses (foto) y alucinó ya con el "pepino" de espada galáctica que tenía en sus manos,

-He ido a la Dracarys Con (Convención del Juego de Tronos); al Salón de Cine y Series y al Festival de Sitges con toda la Familia Rosquillas, peque incluído. Se ha sentado con 9 meses en el Trono de Hierro (foto) y con 18 ha visitado el rodaje de la serie en escenarios gerundenses.



-Y me estoy planteando ir a celebrar a Arc de Triomf el sábado este día tan especial.  Así que ya estoy en proceso de "frikerización" de Rosquis. ¿Se dejará?

-Cuando veo el nuevo tráiler de Star Trek, Star Trek Beyond, así en bucle, me sorprendo haciendo el saludo "trekkie". ¡Live long and prosper!

-Cuento los días que faltan para ver la nueva de El Doctor Extraño y de Assassins Creed y me regodeo con sus imágenes y tráilers on-line.

-Me gusta leer posts frikis que caen en mis manos y recuperar "Los 4 Chris de Cómic" del Faces.

-He disfrutado de Batman vs Superman: El Amanecer de la Justicia (bueno, en realidad, se me hizo bastante pesada) ; Capitán América: Civil War y X Men: Apocalipsis, las tres últimas adaptaciones DC/Marvel en pantalla grande, dos de ellas en Phenomena.

- Me he visto todos las películas de Vengadores, Star Trek, trilogías de Batman de Nolan, Spidermans, etc, etc y sé en cuál salía un personaje u otro y el Señor de Los Anillos y El Hobbit los tengo muy vistas y leídas también.

-Estoy entusiasmada con el Jóker, de Heath Ledger, el Batman, de Christian Bale, el Loki de Tom Hiddleston, el capitán Kirk de Chris Pine o el Star Lord de Guardianes de la Galaxia, por citar algunos, y espero con ansia a Fassbender como Aguilar y a Cumberbatch como Doctor Extraño y a Mads Mikkelsen como villano.

-Sólo me falta el capítulo de esta semana de "Juego de Tronos" para estar al día de las avanturas de Jon Nieve, Sansa Stark, Daenarys, Tyrion y compañía. Y me gustaría que Karl Drogo y Oberyn Martell "resucitaran". Papá Rosquillas y yo nos compramos (¡mejor dicho, se los regalé!) unos colgantes de "Moon of my life" y "My Sun and stars".

-He vestido esta mañana a mi pequeño Rosquis para la ocasión. ..Y olvidaba lo que es más fuerte...Mi hijo tiene el nombre de un superhéroe de cómic...

¡¡¡Live long and Prosper!!!

¡¡¡Que la Fuerza Os Acompañe!!!

¡¡¡Valar Morghulis!!!

Todo poder implica una gran resposabilidad...

Un anillo para controlarlos a todos...

¡¡¡Feliz Día del Orgullo Friki!!!










lunes, 23 de mayo de 2016

MONTANDO "ALLALLO" EN LA ORENETA

Rosquis tiene una afición grande a los caballos, cualquier brazo de sillón de casa o pierna de familiar es susceptible de convertirse en un "allallo" improvisado, como él lo llama.  Le encantan los animales, tanto domésticos como de granja, por ello, hemos ya visitado el zoo un par de veces, y en una ocasión, Granja Aventura Park  y estamos planeando dos visitas más de cara el verano que impliquen ver animalitos. 

Así que, tras la espinita que se nos quedó de que montara en uno de los ponis del zoo, tal como os expliqué en Visitando a los animalitos del zoo, ayer aprovechamos la mañana del domingo para ir al Parc de la Oreneta, que es una superficie boscosa en la falda de Collserola y la parte alta de Barcelona. Un gran parque en el que, además de las tradicionales áreas de juego, bancos y zonas de picnic hay dos elementos que lo hacen característico: Los trenes del Servei Ferroviari de Catalunya (pequeños trenecitos familiares al módico precio de 1,50 euros la vuelta) y los ponis y caballos para montar.


Así pues, tras pagar 8 euros, nos dieron un pequeño poni de pelaje negro, llamado Bombón. Rosquis se puso serio nada más montar a Bombón, pero no lloró, sino que pudimos hacer la ruta "xino-xano" por un circuito marcado ascendente que nos llevó desde las casetas de los caballos y de los ponis que vimos al llegar a dicha zona del parque hasta una pequeña esplanada a modo de "rodeo".

Al llegar al rodeo, Bombón comenzó a comer hierbajos y, a ratos, se paraba. Nosotros aprovechamos para capturar fotos y vídeo de la experiencia. Aunque casi todo el rato fue Papá Rosquillas el que condujo a Bombón, yo tomé "las riendas" en algún momento, aunque comprobé que era más dócil con él que conmigo, ya que no me hacía tanto caso.  A la vuelta, Bombón decidió hacer pipi, un largo orín con el que Rosquis parecía estar bastante fascinado. (¡Nunca antes había visto orinar a un caballo!).

Fue una experiencia corta, de unos 20 minutos en los que Rosquis no quiso bajarse del caballo y estuvo bien contento. Aunque, como suele decirse, "lo bueno si breve, dos veces bueno". Y así nos vamos preparando para esas otras experiencias que tenemos planeadas para el final de verano y que ya os contaremos.

¿Han montado en poni o en caballo vuestros peques? ¿A qué edad? ¿Cómo fue la experiencia?

viernes, 20 de mayo de 2016

CRÓNICA DE UN PARTO NO RESPETADO: EL DE ROSQUIS

Me sumo a la Semana Mundial del Parto respetado y contra la violencia obstétrica explicando como fue el mío. Rosquis tenía que nacer el 29 de diciembre, esa era mi FPP, pero nos pasamos las Navidades esperando, yo con el miedo en el cuerpo de todas las sensaciones que tenía y cada vez con la barriga más baja y contracciones, las falsas por lo que ahora sé, de Braxton-Hicks, así que me libré de muchas comidas y cenas familiares por ello. Mi ginecóloga me dijo que sino me ponía de parto me tendrían que inducir como máximo el 7 de enero (y yo acepté, con el miedo en el cuerpo y la creencia de que "mi Rosquis tenía que nacer por él solito", es decir, ponerme de parto sí o sí, pero no ocurrió.

Pasé el peor Día de Reyes que recuerdo, viendo películas y leyendo, negándome a salir a la calle y medio llorosa, aquella noche tan solo dormí 3 horas, hecha un manojo de nervios y le dije al futuro Papá Rosquillas que no me llevase a la Clínica, que no sería capaz de parir habiendo descansado tan poco. Pero fuimos, a las 8.30 de la mañana comenzó mi inducción, chutes de tubos de prostaglandinas para comenzar. Me dejaron beber un zumo y dos tostadas en casa y esa fue la única comida y bebida para la larga jornada que me aguardaba. La matrona iba y venía y me preguntaba, pero nos pasábamos las largas horas en una habitación "de dilatación", mi marido leyendo a ratos un libro o charlando conmigo y yo en la cama monitorizada, con una bata de esas terribles de hospital, abierta por detrás, esperando. Hacia mediodía decidieron inyectarme oxitocina sintética y romperme la bolsa, lo que me dio bastante angustia, tras hacerme un tacto y decirme que aún estaba muy verde y que teníamos allí para muchísimas horas. No sabía si reír o llorar, pero aguanté estoicamente. Llevaba una sonda urinaria para no tenerme que levantar ni ir al baño (de vientre ya había hecho aquella mañana sin enema). Pregunté si podía beber, pues tenía calor y la boca seca, y me lo negaron.

EXPULSIVO Y SEPARACIÓN FORZOSA

Las contracciones se empezaban a notar, cada vez más dolorosas y frecuentes, empezaba a sudar la gota gorda y, a la vez, era como un sudor frío. Vino un anestesista a ponerme la epidural, sacó de la habitación a mi marido y ahí sin comerlo ni beberlo, ya la tenía puesta, pero a mí me dolía horrores, aunque iba pasando el rato y en teoría tenía que hacer efecto. Allá a las 17h, la matrona me dijo que tenía una dilatación de 7-8cms, que vendría en dos horas a ver si estaba ya dilatada para ir al partitorio y que seguramente me libraría de la cesárea, cosa que en ese momento, me alegró bastante. Se cumplieron los pronósticos y antes de las 19h estaba en la sala de partos, era la primera vez que veía a mi ginecóloga. Me hicieron poner en posición de "piernas en alto", como se ve en las películas y me pidieron que empujara y lo hice, varios pujos fueron suficientes para decirme que salía bien, pero con "distocia", con la cabeza no rotada y que necesitarían fórceps para acabársela de girar. Cogí un poco d miedo, pero aguanté y allí salió. Es curioso que no lo oí llorar, pero es que tampoco lo vi manchado de sangre y placenta, sino que me lo pusieron encima ya aseado, con la ropita y el gorrito que habíamos elegido. Nos dijeron que los primeros tests de recién nacido habían salido exitosos.

Mi marido pidió de hacernos unas fotos a un anestesista y ese es el único recuerdo de nuestro hijo las 4 horas siguientes. Se lo llevaron mientras me cosían la enorme episotomía y no nos dieron más explicaciones, sabían que había pedido lactancia materna y no nos dejaron hacer el piel con piel ni establecerla, a pesar de nacer sano y majo (3.750 kgs y 51 cms.)

Cuando salí del paritorio vio a los abuelos, mis padres y mis suegros, quienes, tras preguntarme cómo estaba y decirme que tenía buen aspecto (aunque por su cara intuí que mentían, que estaría horrosoa), preguntaron por el niño. No obtuvimos respuesta. Ya en la habitación, tras insistir Papá Rosquillas nos dijeron que estaba en la visita pediátrica. ¿4 horas? A las 23h pude verle por pimera vez, la enfermera me lo aplastó contra mi pecho izquierdo de muy malos modos. Nos dijeron que cuando acabara de lactar se lo llevarían de nuevo a la nursery para que descansara hasta las 6h de la mañana, pero de madrugada pasaban enfermeras a controlarme la temperatura y darme medicación.



Los días que siguieron en el hospital los recuerdo en la cama, dando pecho o bien haciéndome las curas de la episotomía las enfermeras -que me hacían un daño terrible, no eran nada delicadas-, o dándome la cuña para hacer pipi y quitándome la sonda, picando a la puerta y amenazando que si no hacía pipi me llevaría la sonda a casa, y lo decían con mala uva y burla. Comí francamente mal aquellos días,nada me gustaba, sólo me consolaba poder tener a mi Rosquis día y noche a mi lado, en mi teta, que decir que, aparte de la familia y un par de amigos, no quise ni tener visitas (no me sentía de humor).

Me mandaron a casa a los 5 días del parto con la sonda urinaria y con la advertencia de que si no hacía pipi por mi misma tendría que volver a urgencias. Así que imaginaros, entre los llantos y malas noches, el dolor de la episotomía y cambiando la bolsa de la sonda cada x horas. En su momento no lo escribí, no pensé que fuera violencia obstétrica...Pero tener una episotomía de 20 puntos internos y externos, un peque separado de su mamá durante 4 horas sin causa médica y presiones por parir y para orinar, si es una forma de violencia. Todo ocurrió en la Clínica del Pilar un 7 de enero de 2014, el día más feliz de mi vida que también fue un poco triste. Lo único que me consuela es que, a pesar de las dificultades que nos pusieron y los obstáculos para el piel con piel, pudimos establecer la lactancia sin problemas hasta día de hoy.

Si tuviera otro hijo, que no creo que sea el caso, redactaría claramente un plan de parto y buscaría un equipo que me respetara. Este relato era una "espinita dolorosa" que aún tenía clavada y he querido compartir porque sea que hay más casos y merecen salir a la luz.

¿Cómo fue vuestro parto y estancia en el hospital? ¿Os sentistéis respetadas?